Skip to content
Neuquen21

Lucila Crexell sobre el conflicto de salud: “Es el emergente de problemas estructurales que viene acumulando la provincia”

mayo 10, 2021

En una entrevista exclusiva con el programa de Radio "Neuquén 21", la senadora Lucila Crexell se refirió a la actualidad de la provincia. El conflicto de salud, el MPN fundacional y el gobierno de Omar Gutiérrez. Le pide al presidente Fernández "razonabilidad" en la administración de la pandemia.

lucila crexell
Compartí el artículo en tus redes

Entrevista a la Senadora Nacional por Neuquén, Dra. Lucila Crexell

lucila crexell
Senadora Nacional Lucila Crexell

El conflicto de salud

Santiago Montórfano: Estamos viviendo momentos bastante movidos, terminan 60 días de cortes y piquetes… ¿qué reflexión puede hacer de lo que sucede en Neuquén en ese sentido?

Lucila Crexell: Bueno, creo que es el emergente del arrastre de problemas estructurales que viene acumulando la provincia del Neuquén.  Obviamente la coyuntura que se da frente al COVID agrava esa situación y además coopera para que se presenten esas situaciones de conflicto avivadas por sectores y grupos de presión, que muchas veces esperan las oportunidades justamente para generar tensiones. Pero eso no implica que no se deba hacer una revisión profunda de los últimos años de gestión de la provincia, de como se han ido agravando los problemas estructurales de la desigualdad, sobre todo en la distribución del ingreso y las remuneraciones en la planta estatal.

El sistema de Salud que nos dejara Don Felipe

Hospital Bouquet Roldán de Neuquén

Santiago Montórfano: Tuvimos un sistema público de salud modelo, herencia de lo que fueron las iniciativas en su momento de Don Felipe Sapag. Hoy el Movimiento Popular Neuquino ¿está reflejando aquel ideario que dejó Don Felipe o hay que corregir el rumbo?

Lucila Crexell: Absolutamente no Santiago, la matriz sobre la que ha sido construida esta Neuquén desde su provincialización ha sido totalmente desmantelada y desvirtuada. Lo que vemos es un estado enorme, sin capacidades, donde la presión de los gremios como ATE lo que llevan justamente es a generar mayores distorsiones. Porque cuando se terminan resolviendo las negociaciones que llevan a esta paz social que llaman los gobernantes, lo hacen a costa de grandes expensas de dinero, sin ningún tipo de justificación ni razonabilidad y muchas veces no impacta directamente en los trabajadores. Lo que ocurre es que hay que revisar realmente el sistema del Estado en sus capacidades. Hay muchas cosas en Neuquén que debieran volver a plantearse.

Santiago Montórfano: ¿Por ejemplo…?

Lucila Crexell: Por ejemplo, la matriz productiva de Neuquén. Hay tantas cuestiones que han sido relegadas en aras de Vaca Muerta y nosotros tenemos una provincia riquísima, no solo en recursos naturales, sino también en bienes y servicios, como puede ser el turismo.  Está concentrada totalmente la actividad en la zona de confluencia, cuando en realidad tenemos que empezar a equilibrar la provincia en el interior. No hay infraestructura, no hay conectividad. Es impensable que una provincia tan rica como Neuquén no haya sido pensada justamente para un crecimiento sostenible. Lo único que se ve como política de Estado es la construcción de canchas de fútbol sintético.  Estructuralmente, no se ha pensado una provincia para su desarrollo y para su integración.

El MPN hoy

Santiago Montórfano: Lucila ¿Qué pasa con el MPN?  Pregunto porque yo la escucho a usted que obviamente proviene de ese partido. Hay otros dirigentes como Jorge Sobisch, sin querer emparentarlo con usted, pero que son claramente provenientes del Movimiento Popular Neuquino y que hoy están con un espíritu y un discurso muy crítico con lo que pasa en el partido Provincial ¿no?

Lucila Crexell: Sí, obviamente, yo sigo afiliada al Movimiento Popular Neuquino y es mi partido. Por supuesto que además tengo una vinculación emotiva y familiar. Mi abuelo fue uno de los fundadores. Mi madre fue una de las principales referentes mujeres del partido.  Ocurre que está cooptado por dos o tres personajes que están subrogando la representatividad del partido y han cerrado las puertas a la discusión. Pero además son intolerantes a la crítica constructiva o al diálogo y al debate. No tienen la capacidad ni las cualidades que se necesitan justamente para llevar adelante un partido que debe ser un centro de discusión y de debate y de disidencias internas para poder construir y ofrecer propuestas que convoquen a la sociedad genuinamente. La realidad es que el Movimiento Popular Neuquino mueve sus filas también a fuerza de inversión de fondos y de una forma de hacer política que yo creo que para el siglo XXI debiéramos repensarla. La verdad es que sí soy muy crítica. He sido víctima de muchas situaciones agraviantes y violenta justamente por mis posiciones intransigentes frente a quien hoy dirige el partido y la provincia.

Pandemia, flexibilidad y restricciones

Presidente de la Nación Alberto Fernández

Santiago Montórfano: El eje que está dividiendo a muchas sociedades, incluida la nuestra…  libertad vs restricciones ¿Usted qué lectura hace? ¿Flexibilidad o la línea más restrictiva de los decretos de Alberto Fernández…?

Lucila Crexell: No coincido para nada con la línea de Alberto Fernández. Primero porque considero el decreto de necesidad y urgencia una herramienta totalmente atentatoria contra el republicanismo y contra la representación federal, sobre todo con la magnitud de restricciones que implementa a través de decretos de necesidad que para mí es totalmente inconstitucional. No se dan los extremos que la Constitución prevé. El Congreso está convocado, está funcionando y tranquilamente puede sancionar leyes. Por otro lado, no se pueden restringir derechos a partir de un decreto de necesidad y urgencia.  Tampoco estoy de acuerdo con la gestión durante todo el año de pandemia. La verdad es que al principio fuimos tolerantes y condescendientes, justamente porque nos encontrábamos ante una situación inédita, sin embargo, con el tiempo, y lo hemos planteado el año pasado también, pedimos una gestión de las restricciones más razonable. Sin embargo, no escucharon y los resultados han sido lamentables no solo en cuestiones de salud, sino también de la economía de muchos argentinos. Hay que hacer una administración de la pandemia con restricciones que sean razonable. Es muy importante la palabra razonabilidad. Creo que el presidente debiera dotarse de un equipo más heterogéneo y no solo de obsecuentes, sino gente de todos los sectores que sepan y estén en condiciones de diseñar una gestión de la pandemia acorde a las necesidades de la Argentina.

Seguí leyendo sobre Neuquén…

Compartí el artículo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *