Logo del diario Neuquén 21
10.9 C
Neuquén
sábado, julio 13, 2024

La nueva legislatura y la ansiedad por el gabinete

Se acerca el recambio en la provincia. El último 16 de abril los neuquinos y neuquinas expresaron sus preferencias en las urnas y su traducción institucional tendrá lugar en diciembre. Rolando Figueroa asumirá finalmente la gobernación tras un largo proceso de transición. Las expectativas están puestas en los nombres propios que conformarán el primer gabinete de su gestión. Los únicos confirmados son sus dos colaboradores inmediatos. El politólogo Juan Luis “Pepé” Ousset ejercerá la jefatura de gabinete, mientras Julieta Corroza será ministra sin cartera confirmada, por lo menos en forma pública. Los nombres que faltan son un gran signo de pregunta. Las especulaciones invaden los pasillos de la política neuquina, sobre todo entre los interesados, pero nadie ha recibido confirmación.

De manual. Se prevé, con cierta lógica, que cualquier anuncio de alguna trascendencia esperará el veredicto electoral del próximo 19 de noviembre. Sergio Massa o Javier Milei en la rosada, es la disyuntiva que motiva la prudencia de los nuevos gobernadores antes de afinar el lápiz y presentar sus equipos. Figueroa no es la excepción.

Jugando con bordes y especulaciones.

Más allá de las versiones y el hermetismo oficial, jugar con algunos bordes parece posible. El nuevo gabinete deberá contener la diversidad del armado “neuquinizante”. Dirigentes de Comunidad, Pro, Nuevo Compromiso Neuquino, UCR, Avanzar Neuquén, Arriba Neuquén, Desarrollo Ciudadano, Frente Grande y Movimiento Evita, asoman con pretensiones de buscarse y encontrarse en el organigrama. Se trata de una constelación de organizaciones partidarias cuyas diferencias discursivas nacionales intentan diluirse bajo el “paraguas provincial” sui géneris que conducirá el nuevo mandatario. Algunos cuentan con su prenda de negociación institucional en la legislatura provincial. Por su puesto, muchos otros, dieron testimonio de Fe a través de colectoras que no alcanzaron bancas en el reparto. Acreedores morales que intentan hacer valer la adhesión que prestaron al proyecto en aquellos tiempos de incertidumbre.

Los amigos

De las fuerzas mencionadas, Comunidad, partido creado por el propio Figueroa, contará con siete escaños. Es la fuerza que no intentará, y tal vez no necesite, hacer valer sus credenciales legislativas para sentirse parte del nuevo gobierno. La boleta de Comunidad, se presume escrita con puño y letra del propio Figueroa. Un armado a medida que sirvió para que el nuevo gobernador esquive la interna emepenista y ornamente la coalición que se quedó con la victoria el último 16 de abril. De esa propuesta resultaron electos: Ángela BarahonaErnesto NovoaFederico MéndezLuciana Ortiz LunaMatías MartínezYamila Hermosilla y Zulma Reina. Las especulaciones colocan a la doctora Ortiz Luna y a la exministra Zulma Reina entre los nombres que podrían cumplir una función distinta a la obtenida en las urnas.

Socios y conocidos

El resto de los respaldos legislativos que descuentan como propios en el “figueroismo” proviene de sus colectoras. Allí habitan partidos como Pro, Avanzar Neuquén, Nuevo Compromiso Neuquino y Arriba Neuquén. Tres nombres deambulan entre las especulaciones para el nuevo gabinete. Marcelo BermúdezLucas Castelli Leticia Esteves. Los tres con experiencia legislativa y ejecutiva en diferentes áreas y gobiernos. El equipo de colaboradores legislativos se completa con Mercedes Tulián (NCN), Giselle Stillger(Arriba Neuquén), Damián Canuto (pro) y el actual legislador de Democracia Cristiana, Carlos Coggiola.

Un tercer “grupo” de dirigentes afines con perspectivas para el nuevo ejecutivo, lo integran aquellos que “jugaron bien” aunque no alcanzaron escaños. Los nombres más mencionados en esta categoría son el de la ex intendenta de Zapala y experimentada legisladora provincial, Soledad Martínez. Abogada, conocedora del indescifrable submundo del poder judicial y presidenta del Frente Grande. Fue una de las primeras dirigentes en “romper” con la “riosequista conducción del PJ neuquino” y alentar la candidatura de Figueroa

El segundo nombre es el de Marcelo ZúñigaPeronista díscolo que apostó en forma temprana al armado neuquinizante y podría jugar un rol en el nuevo gobierno

La tríada la completa Juan PeláezOtro de los dirigentes que selló su destino aceptando la candidatura a intendente de la ciudad de Neuquén. Abogado y concejal, el dirigente correligionario es uno de los nombres propios que más suenan en el team neuquinizante.

La oposición. ¿Qué oposición?

El párrafo incógnito se lo llevan el Movimiento Popular Neuquino y el Frente de Todos. Dos estructuras que enfrentaron a Figueroa el último 16 de abril. Ambos partidos acostumbrados al ejercicio del poder y a estar incluidos en la toma de decisiones. La relación con el nuevo mandatario neuquino es un misterio. ¿Qué trazo le darán estos dos espacios presuntamente opositores a la relación con el nuevo gobierno provincial? Una pregunta  que podría encontrar desenlace parcial en el gabinete.

Desde luego, el nuevo esquema del gobierno provincial no empieza ni termina en los equilibrios de la coalición. Otros actores provendrán de viejas y nuevas latitudes. El primer envión del próximo gobierno requiere algo más que trueques domésticos. Otros criterios aparecen fundamentales. Buena sintonía con el futuro presidente, construcción de mayorías propias, renovación ante las expectativas despertadas en la ciudadanía por el primer gobierno no-mpn de los últimos sesenta años, buenas migas con sindicatos y empresarios,  y por supuesto, el menos mencionado pero el más significativo: el menú de requisitos excluyentes que el propio Rolando Figueroa hará pesar sobre sus funcionarios. “Voluntad para trabajar en equipo, dedicación full-time 365 días 24hs, y lealtad al proyecto” son algunas de las exigencias que dicen, el futuro mandatario evaluará currículum por currículum.

Artículos relacionados